Project Volta: mejorando la vida de la batería en Android L

Android L, la nueva versión del sistema operativo móvil, ha causado toda un revolución, rediseñando gran parte de su sistema. Google no está planteando un “simple rediseño” (como podemos observar cuando nos informamos del nuevo planteamiento Material Design), está buscando, entre otras características: mejorar la vida de la batería de las terminales con Android L.

El responsable de esto es Project Volta. Es heredero de la responsabilidad de mejorar Android que ya tuvieron sus “hermanos mayores”, Project Butter (implementando el funcionamiento en 60 fps. en la primera versión de JellyBean, 4.1) y Project Svelte (que posibilitaba que Android funcionase en dispositivos con una memoria RAM de 512Kb). Por lo tanto, se espera de él que tenga un gran impacto, pues podría marcar una gran diferencia con respecto a las anteriores versiones.

Project volta busca mejorar la vida de nuestras baterías. Para ello, se ha llevado a cabo la creación de una serie de herramientas:

Battery Historian

Una de las herramientas más significativas tiene importancia para los usuarios, pero su interés está de cara al desarrollador de aplicaciones. Battery Historian permite que los desarrolladores puedan medir el consumo de energía que tienen sus aplicaciones.

Battery Historian

Se compone de un histograma que señala las llamadas que realiza la aplicación al procesador y su respectivo consumo energético. A este se le suma la nueva API JobScheduler.

Esta otra herramienta que pone Google a mano de los desarrolladores, les permitirá programar sus aplicaciones para que estas realicen tareas en segundo plano cuando se cumplan ciertas condiciones. El mejor ejemplo con el que a día de hoy podemos entender esto es con el de: “hasta que no haya sido enchufado, o cuando alcance un porcentaje mínimo de batería, no sincronizará”.

Battery Saver

Battery Saver ModeAdemás, habrá en Android un nuevo modo de ahorro de energía: Battery Saver. A partir de un mínimo que el usuario especifique, se regulará el funcionamiento del smartphone. Podrá llevar a cabo funciones como, el descenso de la velocidad del procesador, reducir las animaciones, oscurecer la pantalla…

La idea en sí misma no es novedosa, ya que actualmente existen fabricantes (HTC, Samsumg…) que ya han implementado sus propios “battery saver” en sus móviles. Pero la idea de Google no es otra sino la implementación de todas estas funcionalidades en el mismo sistema Android.

Los usuarios que están probando la vista previa para desarrolladores indican que se puede llegar a observar un 36% de aumento de la vida de la batería. Aunque también hay otros que señalan un empeoramiento, sin embargo esos resultados se debieron a la falta de optimización a Android L de algunas aplicaciones (como WhatsApp).


Android L es aún una versión en desarrollo. No sabemos su nombre, ni tampoco sabemos si Google saltará a la versión 5.0 (recordemos la L en números romanos) o si continuará con la 4.5. Desde mi modesta opinión, creo que Google dará el salto a la 5.0, y es que debemos recordar que este no es sino uno de los tantos cambios que se llevarán a cabo.

De momento no nos queda otra que seguir lo que se va anunciando, y sobre lo ya anunciado.

Fuentes: